Ir al contenido principal

Omar Carreño. El Nereida

Atendiendo el llamado de una “urgencia espiritual”, a principios de los años sesenta Omar Carreño orienta su pintura hacia el arte informal que recién irrumpía en Venezuela. En su caso, el énfasis en la textura y la imprecisión de la forma cobran una cualidad sensible que sabe distanciarse de la sobriedad propia de las referencias minerales de buena parte del informalismo en nuestro país.

Omar Carreño. Composición —El Nereida—, hacia 1965
Galería de Arte Nacional, Caracas

Así, Carreño nos deleita con tonalidades azules, verdes y violetas que apuntan de soslayo a un comentario autobiográfico: lo que se registra en la superficie pictórica de estas obras serían íntimas evocaciones del mundo submarino que Carreño exploraba de niño, cuando buscaba la quilla de míticos barcos bajo las aguas de su Margarita natal.

Son determinantes los aspectos de texturas que remiten a la arena del mar y a las cualidades cromáticas de las zonas costeras impactadas por la luz solar. A diferencia de los impetuosos informalismos de Europa y América, Carreño trata de establecer un control sobre la exaltación psíquica, ya que "no cree que el arte pueda limitarse al simple fluir del desbordamiento emocional, por muy sincero que este sea”.

En esa templanza de la emoción reside la búsqueda de lo que él llama acertadamente la responsabilidad del artista. Esta etapa informal se puede dividir en dos momentos: el que corresponde a París entre 1960 y 1963, y el de Cumaná, entre 1964 y 1965, ciudad esta donde Omar Carreño trabajó por unos meses en la Extensión Cultural de la Universidad de Oriente.

Lo más visto

María Luisa Tovar: El descubrir de una vocación

Los inicios artísticos de María Luisa Tovar (Caracas, 1902-1992) se remontan a 1916, cuando su padre, Nicomedes Zuloaga, invita al escultor catalán Ángel Cabré i Magrinyà a dar clases particulares a sus hijas y otras amigas. En un espacio de la casona de El Paraíso habilitado especialmente para ello se reunían el maestro y sus alumnas a realizar ejercicios de dibujo y pintura, según los modelos académicos de docencia propios de la época.

El arte precolombino de Venezuela

Estoy viendo imágenes de figuras de alfarería del prehispánico de Venezuela, y después de repasar sus cualidades técnicas y las coordenadas geográficas y cronológicas que el arqueólogo minuciosamente les asignó, me entretengo pensando en los cientos, miles de años que han transcurrido desde que fueron realizadas, en las horas remotas en que un hombre, una mujer, conjuró en un poco de arcilla un alivio para los temores de la selva y las dudas de la noche infinita.

Apuntes sobre el periodismo cultural

Hacer una definición de periodismo cultural que responda a las exigencias del mundo actual no parece una tarea sencilla. Lo que los medios de comunicación entienden por “cultura” es algo que ha evolucionado desde aquellos tiempos en que aparecieron en los diarios las primeras crónicas literarias hasta las numerosas oportunidades que ofrece ahora la comunicación digital. Ciertamente, el concepto de cultura es bastante complejo y tal vez a ello se deba la dificultad que tiene este tipo de periodismo para delimitar su verdadero campo de acción.

Con frecuencia aparecen medios y profesionales que asumen tareas que parece no les corresponden o que descartan funciones que sí son decisivas para brindar información relevante y pertinente sobre el acontecer simbólico en una sociedad. Mi interés en este tema proviene porque encuentro en el periodismo una valiosa oportunidad para acercar la experiencia cultural a más personas, saltando las barreras de falsa erudición que a veces se interponen en…