Ir al contenido principal

Humberto Jaimes Sánchez y el pop art

Amo tus años locos, 1965
Galería de Arte Nacional, Caracas

Entre quienes observaron con atención la obra de Humberto Jaimes Sánchez durante la década del sesenta del siglo XX, se encuentra el curador Thomas Messer, quien fuera director de The Institute of Contemporary Art y luego del Guggenheim Museum. Messer ya había incluido la obra informalista de Jaimes Sánchez en la exposición "Latin American: New Departures" (1961), y lo hizo nuevamente cuando organizó la ambiciosa "The Emergent Decade" (1966). En esta muestra, el curador estadounidense seleccionó dos obras clave en la producción de Jaimes Sánchez: una versión temprana de Amo tus años locos y Después de 1913.

A partir de 1964, Jaimes Sánchez se interesa en incorporar elementos figurativos en su trabajo, y estimulado por las influencias del pop art realiza impactantes asociaciones simbólicas que le permiten llevar a otro nivel el juego con los elementos plásticos. Esta fue una decisión asumida conscientemente, incluso en el convencimiento del peligro que representaba el empleo de símbolos constituidos, los cuales consideraba con gran recelo: "Era un peligro inminente; los símbolos acaban con la pintura más de prisa que los mismos hongos. Di marcha atrás, antes de saltar en pedazos. La aventura del arte en esa ocasión se terminó enseguida". En efecto, su incursión dentro de esta tendencia más lírica del pop art duró hasta 1965.

Autorretrato múltiple, 1965

De esta etapa destaca el retorno al uso de los planos cromáticos texturados que recuerdan en otro contexto su obra primera de París. El elemento novedoso en su caso es la incorporación de letras y números hechos con molde, y ciertos trazos del pincel que remiten a una caligrafía vedada. Del mismo modo, en algunos ejemplos se permite el uso de etiquetas y marcas de productos de consumo, y en obras como Amo tus años locos o Autorretrato múltiple la presencia de la figura humana dispuesta en el espacio vibrante del entramado plástico produce un desconcierto que aumenta su disfrute.

Esta experiencia constituyó para Jaimes Sánchez el acercamiento a una especie de imaginería de la vida moderna que seguramente debió mucho a su nombramiento en 1964 como director del Instituto de Diseño de la Fundación Neumann, y que lo puso en contacto con nuevas generaciones de artistas, técnicas de reproducción serial y un espíritu de renovación de la enseñanza del arte que influyó notablemente en su trabajo.

Lo más visto

Las constelaciones de Julio González

“Las constelaciones de Julio González. Entre la representación y la abstracción” es el título de la exposición con la que el IVAM propone una perspectiva contemporánea para valorar la producción de este importante artista catalán. Configurada a partir del trabajo de once escultores de renombre internacional, la muestra destaca la contribución de González al desarrollo de la escultura moderna y su influencia decisiva en la renovación de la forma tridimensional y el manejo del espacio.

En total se han reunido cuarenta y dos obras pertenecientes a diferentes estilos y corrientes firmadas por Andreu AlfaroMartín ChirinosGeorg HeroldJacques LipchitzMiquel NavarroReiner RuthenbeckJoel ShapiroTony Smith y David Smith.


Julio González Pellicer (Barcelona, España, 1876 - Arcueil, 1942) fue uno de los principales impulsores de la escultura moderna, debido especialmente al uso pionero y versátil del hierro. Gracias a su formación como orfebre y a las habilidades en la técnica de la…

La Generalitat Valenciana muestra los inicios de su acervo de arte contemporáneo

El arte contemporáneo tiene una amplia variedad de temas, algunos de larga data que prolongan su existencia a través de los medios y técnicas más actuales. Entre estos se encuentran el tiempo y la memoria, cuya expresión contemporánea con frecuencia contrapone la trascendencia íntima del recuerdo frente al poder hegemónico de las Historias oficiales. Otros temas han sido propiciados por el devenir tecnológico de los últimos años, en especial desde que la implantación de sus avances ya no se limita a las grandes corporaciones y los usuarios especializados, sino que se expande socialmente a tal punto que afecta la cotidianidad de las personas. Esta presencia sugiere debates políticos también cruciales que tienen que ver con conceptos históricos como individuo y sociedad, que se tambalean al calor de las nuevas tecnologías y con el reforzamiento de las reivindicaciones feministas y de género. Tal transformación, que ha sido también global, deja en evidencia los grandes desafíos cultural…

El arte abstracto y la emoción de la geometría

En toda obra de arte existe siempre un determinado grado de abstracción. Cada época y cada artista propone o asume una distancia con respecto a los objetos que decide representar en un dibujo, una pintura o una escultura, haciendo que la identificación de las figuras por parte del espectador sea más o menos directa. Otros artistas, como consecuencia de un proceso de abstracción que se torna más intenso, deciden excluir por completo el objeto de referencia con lo cual las imágenes ya no pueden ser fácilmente identificables.