Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2013

Judd, Otero y el contexto

En estos días, una galería en Madrid está presentando una exposición que conecta la obra de Alejandro Otero y Donald Judd. La relación se establece a partir de las Multicolored Works de Judd y los Tablones del venezolano, dos propuestas dentro de la abstracción geométrica con algunas similitudes conceptuales que se remontan a principios de los sesenta. La circunstancia es estimulante para ahondar un poco en los posibles puntos de unión en el trabajo de estos dos artistas, quienes compartieron una inclinación por los asuntos del espacio, y en cuya resolución cada uno pudo haber encontrado respuestas para nada coincidentes.

Alexander Calder: "juguemos un poco"

El juego está presente en el arte de Alexander Calder. En primer lugar por el antecedente de su famoso circo, en el que como un niño se dedicó por varios años a la creación de un mundo que organizaba como un dios. Luego su juego buscó hacerse más retador y añadió algo de libre arbitrio, algo fuera de la decisión del que juega, un elemento aleatorio como signo del azar y la libertad. Así incorporó el viento, que le permitió continuar el juego aunque él ya no estuviera allí, contemplar el juego aunque él ya no pudiera o quisiera jugar.

Fotografía: la inocencia perdida

Los discursos actuales en el mundo del arte, en cierto modo, no dejan de rendir tributo a la actitud que guió la evolución de la fotografía hasta convertirla en una expresión autónoma. La presencia notoria de una cada vez más amplia gama de recursos tecnológicos plantea revisiones a lo que hoy en día se entiende por fotografía, de la misma manera que esta, a finales del siglo XIX, cuestionó las bases de lo que en aquel entonces era considerado como artístico. Sobre estas y otras premisas derivará la discusión artística y ética acerca de la imagen en el siglo XXI.

Álter-ego: una exploración del retrato

La Colección Mercantil se ha planteado hacer un estudio del retrato que supera la convencional noción de género artístico propio de épocas remotas. Haciendo una especie de viaje por la línea de tiempo que cubre el siglo XIX hasta el presente, la exposición "Álter-ego: lecturas del retrato" ofrece al público una selección de poco más de cuarenta obras donde el retrato opera como un medio que permite reconocer la fisonomía de un individuo, pero también comunicar su condición psíquica, el valor social y su peso histórico. En función del objetivo de la muestra, el retrato también podría dar cuenta de la fisonomía política de la sociedad que le ha servido de marco.