Ir al contenido principal

Del turismo y la pintura

Las agencias de turismo se valen de la fotografía para atraer a potenciales viajeros deseosos de abandonar por un rato el entorno predominante que durante buena parte del año se apodera de sus lugares de origen. Llama la atención que en esos pósters turísticos sobre sitios del Caribe, sus creadores siempre buscan resaltar los colores definidos de nuestra naturaleza, su contraste y su brillo.


Playa Bávaro. República Dominicana. foto: clubmiviaje.com


Por el contrario, en tiempos cuando la voracidad del turismo distaba mucho de su actual apogeo, un pintor excepcional, y a la vez excepcionalmente moderno como Armando Reveron, desentrañó el aspecto de los seres y las cosas cuando se hallaban bajo el impacto de la luz solar de nuestro trópico. Reveron encontró que esa 'luz cegadora' no solo negaba la posibilidad física del color sino que además cuestionaba la materialidad del mundo que le rodeaba.


Armando Reverón. Sin título, 1937. Mercantil, Caracas


En un sentido inverso, pero con una intención en cierto modo parecida, Claude Monet llevó a un extremo la idea de que la pintura podía captar fenómenos lumínicos extraordinarios, incluso en latitudes donde la acción del sol era menos incidente. No en vano buscó, como Reverón, un ambiente donde esas cualidades podrían resultar más favorecidas, una pantalla reflectante que por un efecto rebote permitiría captar y preservar el máximo posible de la luz. El mar —y la arena de la playa— tienen esa cualidad amplificadora de lo solar que da presencia a las cosas, ya sea para convertirlas en un fantasma de su propia existencia, como en Reverón; o para hacer de ellas detonantes de su propia materialidad a través del color, como parecer ser el caso de Monet.


Claude Monet. Impresión, sol naciente, 1872


En todo esto subyace también un enfrentamiento de medios: la fotografía comercial para las vistas turísticas, y la pintura para fundar un arte moderno, que como todo buen arte es crítico de lo que mira y del propio acto de mirar. Los dos medios se proponen una 'revelación', y hasta pueden tener como origen común una 'impresión'. Pero la fotografía del póster turístico aspira a la imagen del deseo, tan idealizada que termina desvirtuando la realidad a la que se supone se debe. La pintura, en cambio, se dirige a la sorpresa, al instante no premeditado en que las cosas se nos muestran de una manera diferente, no como promesa, sino como evidencia de una acción subjetiva de la mirada que, por fin, decide comenzar a mirarse a sí misma.

Lo más visto

María Luisa Tovar: El descubrir de una vocación

Los inicios artísticos de María Luisa Tovar (Caracas, 1902-1992) se remontan a 1916, cuando su padre, Nicomedes Zuloaga, invita al escultor catalán Ángel Cabré i Magrinyà a dar clases particulares a sus hijas y otras amigas. En un espacio de la casona de El Paraíso habilitado especialmente para ello se reunían el maestro y sus alumnas a realizar ejercicios de dibujo y pintura, según los modelos académicos de docencia propios de la época.

El arte precolombino de Venezuela

Estoy viendo imágenes de figuras de alfarería del prehispánico de Venezuela, y después de repasar sus cualidades técnicas y las coordenadas geográficas y cronológicas que el arqueólogo minuciosamente les asignó, me entretengo pensando en los cientos, miles de años que han transcurrido desde que fueron realizadas, en las horas remotas en que un hombre, una mujer, conjuró en un poco de arcilla un alivio para los temores de la selva y las dudas de la noche infinita.

Apuntes sobre el periodismo cultural

Hacer una definición de periodismo cultural que responda a las exigencias del mundo actual no parece una tarea sencilla. Lo que los medios de comunicación entienden por “cultura” es algo que ha evolucionado desde aquellos tiempos en que aparecieron en los diarios las primeras crónicas literarias hasta las numerosas oportunidades que ofrece ahora la comunicación digital. Ciertamente, el concepto de cultura es bastante complejo y tal vez a ello se deba la dificultad que tiene este tipo de periodismo para delimitar su verdadero campo de acción.

Con frecuencia aparecen medios y profesionales que asumen tareas que parece no les corresponden o que descartan funciones que sí son decisivas para brindar información relevante y pertinente sobre el acontecer simbólico en una sociedad. Mi interés en este tema proviene porque encuentro en el periodismo una valiosa oportunidad para acercar la experiencia cultural a más personas, saltando las barreras de falsa erudición que a veces se interponen en…